Twitter Facebook
CEA +empresas

¿Qué es la metodología Scrum?

Metodología Scrum

Vivimos
en un mundo cambiante y a nivel empresarial, los procesos de trabajo y
la organización de los proyectos también están experimentando cambios
importantes. La metodología Scrum se ha ido implantando en el tejido
empresarial con el objetivo de aportar agilidad y eficiencia en la
gestión de proyectos. 

Esta metodología proviene del mundo del rugby y trata de planificar
tus proyectos en pequeños bloques, también llamados Sprints, e ir
revisando y mejorando el anterior.

A continuación te contamos en qué cosiste y como aplicarla.

Qué es la metodología Scrum y cuándo se utiliza

La metodología Scrum se define como una forma de trabajo dentro de la
metodología Ágil. Su objetivo principal es promover y facilitar la
comunicación entre los miembros del equipo y el cliente, la
responsabilidad colectiva la creación de valor y progreso continuado.

Con esta metodología no se realiza una entrega final del proyecto
sino que se van realizando entregas parciales, por lo que está
especialmente indicada para entornos complejos, donde los cambios se
producen con mucha frecuencia y sobre la marcha, y donde la rapidez, la
flexibilidad, la adaptabilidad y la competencia juegan un papel
importante.

Es una metodología adaptable a cualquier modelo de empresa.

Cómo funciona esta metodología

La metodología Scrum se realiza en bloques temporales cortos y
periódicos denominados Sprints, generalmente con una duración de entre 2
y 4 semanas.

En cada uno de estos Sprints se establecen unos objetivos que se
deberán cumplir cuando finalicen. Estos objetivos son tareas concretas
asignadas a personas concretas, que serán las responsables de que el
trabajo se lleve a cabo de la forma acordada. Una vez terminado el
Sprint, se entrega el trabajo al cliente y se valoran lo avances. A
continuación, se da paso al siguiente Sprint y el proceso comienza de
nuevo, estableciendo un periodo concreto de tiempo con unos objetivos
concretos.

Es, por lo tanto, una metodología basada en establecer objetivos concretos a corto plazo para ver resultados periódicamente.

Los Sprints

En las metodologías Ágiles, se les llama Sprints a los períodos de
tiempo marcados para la consecución de unos objetivos determinados.

Hay algunas claves que determinan los Sprint. La principal es el
primer día del Sprint, cuando se realiza una reunión de equipo para
planificar y establecer objetivos. Además, casa día se realiza un Sprint
Meeting de unos 15 minutos de duración donde cada miembro del equipo
responde a una serie de preguntas:

  • ¿Qué he hecho desde la última reunión?
  • ¿Qué voy a hacer a partir de este momento?
  • ¿Qué impedimentos tengo o creo que voy a tener?

Al terminar el Sprint el equipo se reúne para revisar el trabajo
realizado por todos los miembros y hacer una retrospectiva para detectar
puntos de mejora, problemas, etc.

Figuras que forman un equipo de Scrum

En un equipo de Scrum se asignan diferentes roles con una función concreta. Existen tres figuras fundamentales:

  • Project Owner: es el cliente, quien ha encargado el
    proyecto. Su función es establecer las prioridades y los objetivos al
    inicio de cada Sprint.
  • Master Scrum o facilitador: es el líder del equipo.
    Su labor es la supervisión, controlar los plazos y procedimientos, y
    eliminar los obstáculos que se presenten y puedan ralentizar el ritmo de
    trabajo.
  • Development Team Member: es el equipo de trabajo que desarrolla las tareas establecidas en cada Sprint.

Ventajas de la metodología Scrum

  • Cumplimiento de expectativas: El equipo trabaja siempre en función de las prioridades del cliente, entregando valor de forma constante y consiguiendo satisfacer sus expectativas.
  • Mayor flexibilidad: Una de las principales ventajas de esta metodología es la flexibilidad que ofrece a la hora de recibir peticiones o cambios del clientes. Si el cliente quiere introducir algo nuevo, se incluye en el próximo Sprint ya que esta metodología está pensada principalmente para poder adaptarse a los cambios que surjan y continuar el trabajo sin que estos supongan un problema.
  • Mayor productividad: La metodología Scrum también permite que los miembros del equipo de Sprint sean autónomos y puedan avanzar por su cuenta sin depender de otros. Esto permite aumentar la productividad del trabajo.
  • Reducción del Time to Market: El tiempo que tarda el producto en llegar al mercado también se reduce ya que este puede ser lanzado con las funciones o prestaciones a nivel básico, que estarán preparadas en los primeros Sprints, e ir haciendo las actualizaciones a medida que el equipo avance.
  • Aumento del ROI: Al reducir los costes y aumentar la creatividad, aumenta el retorno de la inversión (ROI). De esta forma, los proyectos y las empresas serán mucho más rentables.
  • Fuente: CEPYMENEWS https://cepymenews.es/la-metodologia-scrum


Fuente: Club de Emprendedores



Etiquetas:

CEA Junta de Andalucía CES